miércoles, 5 de octubre de 2011

Vida de modelo

     Como modelo, se pasan muchas horas en la carretera, en aeropuertos y hoteles (la mayoría de ese tiempo, sola); se posa con vestidos de tirantes en pleno invierno (con el consiguiente riesgo de gripes y constipados) o con ropa de invierno en pleno verano, a 35º a la sombra (con el consiguiente riesgo de cocimiento); puedes ser atacada por animales, niños,  peluqueras armadas con planchas o con diseñadores armados con tijeras y alfileres... Pero también se pasa momentos muy, muy divertidos, y conoces gentes y lugares maravillosos.


     Este sábado tuve una sesión de fotos con un gran diseñador y mejor amigo, José Martín. El equipo fue fantástico y la ropa... increíble. Todo el equipo nos reunimos en un pueblo cercano a Palencia: Amusco. Este pueblo tiene una gran historia. En él se encuentran yacimientos de los vacceos y los romanos; aunque su época de mayor esplendor llegó en la época medieval, en la que Amusco destacó por su industria lanar y sus molinos de grano. De hecho, fue uno de los centros judíos más importantes de Palencia, gracias a la construcción de una gran sinagoga en el S. XIV. Esta es una nave amplia con paredes de piedra, que sostienen bóvedas de crucería. El hecho de hallarse semienterrada se debe a que las leyes de Castilla prohibían que las sinagogas sobrepasarán a las iglesias en altura o que pudieran lucir más que ellas. La numerosa población judía de Amusco, que seguramente era mayor que la cristiana, conseguiría por mediación del administrador del Duque Don Pedro Manrique de Lara, el rabí Yuce Milano, la autorización necesaria para edificar una gran sinagoga en un lugar de honor, en la Plaza, junto a la Iglesia de San Pedro (también conocida como el Pajarón de Campos por recordar su silueta en la lejanía un gran ave recostada), pero para cumplir las leyes castellanas, a un nivel más bajo, como si fuera un sótano.




Iglesia de San Pedro
                                           

Ayuntamiento de Amusco
                                                 
     


     Nosotros tuvimos la maravillosa suerte de hacer fotos en esta Plaza del pueblo, junto a estos magníficos edificios. La casa donde nos maquillaron y peinaron es parte de esa magnífica sinagoga y, aunque ahora está de obras, doy fe que la bodega es espectacular. Además, esta casa perteneció al notario del pueblo y en sus paredes se ve parte de ese esplendor pasado.






Pared de la casa del Notario




     Después de comer, nos dirigimos al Canal de Castilla, uno de los proyectos más importantes de la ingeniería civil de la España Ilustrada(recorre parte de las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid), donde tomamos fotografías en sus exclusas. Fue construido para facilitar el transporte de trigo a los puertos del Norte y de allí a otros mercados. Sin embargo, la llegada del ferrocarril lo convirtió en algo obsoleto, vestigio de un gran pasado. Creo recordar que eran la número 21, 22 y 23...aunque no estoy muy segura...














     Y posteriormente, todo el equipo pusimos rumbo a   Villamartín de Campos, donde tomamos fotos en la iglesia y de ahí  a una tierra, ya segada, donde posamos con vestidos de fiesta espectaculares. Y es aquí, amigos, donde la pulga que me tiene devorado el cuerpo, me encontró porque, a pesar de mi mezcla de sangre palentina y vallisoletana, no dejo de ser una muchachita de ciudad con la sangre muy dulce y estos animalitos no perdonan.












     Solamente espero que este relato os haya gustado y que la "pulguita" de la curiosidad os pique y os decidáis algún día a recorrer tierras palentinas y conocer su historia. No os defraudará ¡Lo juro!

6 comentarios:

Wastewin dijo...

Y no me preguntéis qué pasa con las letras, que aún me falta mucho por aprender....

San Bodeau dijo...

Vaya paseo mas bonito por el pueblo nos has dado!!! Y yo si que iba a preguntar que les paso a las letras! jajajaja!

Kristy dijo...

Shhhhhh di que lo de las letras lo has hecho para que parezca mas cool :D
Me ha encantado! Nunca he ido por Amusco pero si he ido mucho por Palencia, sobre todo por la parte norte, mi madre es de Leon y estas obligado a atravesar Palencia para ir alli desde Cantabria.
Me ha impresionado lo bien conservados que estan los edificios, se ve donde confina cada piedra perfectamente... estan tan limpios que parecen construidos ayer! Seguro que las fotos os han quedado de cine.
Gracias por hacernos conocer otro rinconcito de España, me encanta! :)

Por cierto, estabais guapisimas!

Wastewin dijo...

Chicas, si quiero hacer lo de las letras a posta, no lo consigo...jajajajaja... Es como lo de la foto de las exclusas: está recta y cuando la subo, se tuerce sola.... Necesito un informático en mi vida!!...jajajaja
Cuando tenga alguna foto de la sesión, la cuelgo ;)
Muchas gracias por lo de guapísimas! y eso que íbamos en la "fragoneta"..jajajaja

Johanna Romo dijo...

Uoh!! Sí que fue grande ese día! Un abrazo!!

Wastewin dijo...

A ver si sale el resto de las fotos, que tengo unas ganas enormes de verlas...jejeje

Un besazo, preciosa.

Publicar un comentario

 
;