sábado, 15 de octubre de 2011

YVES SAINT-LAURENT: un grande entre lo grandes

     Hoy he aprovechado esta soleada mañana de sábado para visitar en la Fundación Mapfre una retrospectiva sobre el trabajo de Yves Saint-Laurent. Animo a todo el mundo a visitarla. Es maravillosa y me he sentido como en el cielo rodeada de tantos vestidos y trajes de Alta Costura.


     Yves Saint-Laurent reconocía que su principal defecto era la timidez, mientras que su principal valor, su voluntad. Si se le preguntaba por su  personaje histórico favorito, reconocía abiertamente que era Mademoiselle Chanel. Su pintor favorito, Picasso.
Adoraba la música de Bach y de los grandes músicos del Siglo XIX, la ópera. Y su escritor favorito: Proust, sin ninguna duda.
Su color favorito era el negro, pero empezó a creer en el color tras sus estancias en Marrakech.
     Si hubiese tenido que elegir un lema para su vida, él habría elegido "lo importante es perdurar" Yves Saint-Laurent  falleció pero su gran legado permanece entre nosotros. Por tanto, Yves Saint-Laurent  vivirá para siempre y sus diseños seguirán acentuando la femineidad de la mujer. Ha conseguido su sueño de perdurar eternamente.


     Tras esta pequeña descripción del personaje, recorramos la exposición. Comenzamos con sus diseños en la Casa Dior: sus vestidos de la colección Trapecio (1958) y la chaqueta de piel de cocodrilo y visón, perteneciente a la colección Souplesse (1960)


      Tras salir de la casa Dior, comienza la verdadera revolución Yves Saint-Laurent: su primer esmoquin (1966), su primera sahariana y su primer traje pantalón (1967) y su primer jumpsuit (1968)
Yves Saint-Laurent desacraliza la moda. Convierte a la calle en su fuente de inspiración y de estilo de sus creaciones. La moda se hace más democrática y asequible gracias a él.



La gran Verushka para Vogue Paris
     Existe un punto negro en la historia de la casa YSL: el verano de 1971, tras la presentación de la Colección Años 40. La crítica se ensaña con él y le reprocha el haber recuperado de un modo demasiado crudo el período de ocupación alemana durante la 2ª Guerra Mundial: "el mal gusto en su apogeo", " las mujeres en sus peores horas" y " la colección más fea de todo París" Esta colección de Alta Costura supuso un  fracaso comercial pero su influencia a día de hoy sigue vigente. Sinceramente, yo me he enamorado de dos vestidos de seda de China: uno, estampado en rojo y negro y otro, estampado de camuflaje, acompañado de una boa de zorro. Y qué decir del abrigo de zorro verde que lució magistralmente Naomi Campbell en el último desfile de la casa ¡Para quitar el hipo!



     


     Yves Saint-Laurent adoraba el cuerpo de la mujer. De hecho, nunca pudo trabajar con maniquíes de madera sino que siempre trabajo con modelos de carne y hueso.
Él afirmaba que "nada es más hermoso que un cuerpo desnudo. La prenda más hermosa que puede vestir a una mujer son los brazos del hombre a quien ama" Y para mostrarlo, vistió a su modelo con un vestido largo de seda negra y plumas de avestruz negra y un cinturón dorado con forma de serpiente. Simplemente magnífico.


     Yves Saint-Laurent no fue un gran viajero. Solamente viajaba un par de veces al año a Marrakech, donde  tenía una casa, y allí diseñaba los bocetos para su próxima colección. Pero eso no le impidió viajar a través de la lectura: India, China, Japón, España, África y Rusia fueron sus destinos. Y aquí es donde descubro con gran sorpresa que no fue Jean Paul Gaultier quien invento los corpiños con pechos de punta (aquellos famosos de Madonna), sino que ya, en 1967, Yves Saint-Laurent  creó un vestido largo con bordados de rhodoid y de perlas de madera negra. Maravilloso.


España y Marruecos
África
   
El broche final llega con la última sala, donde aproximadamente unos 40 trajes viven su último baile. El 22 de Enero del 2002 se celebra el último desfile de la Casa en el Centro Pompidou, donde se presentaron 30 nuevas creaciones, junto a una selección de 300 modelos de colecciones anteriores.






                               Se fue un genio pero su legado permanece con nosotros.





7 comentarios:

Veni Vidi Vici dijo...

Llevas dos dias haciendo esto y nos estas dando ya lecciones de "bloggerismo". Tus post van mejorando cada vez mas. Me encanta cuantos detalles incluyes. Muy buena manera de "vivir" la exposicion a traves de tus ojos :-)

Wastewin dijo...

Muchas gracias! He intentando desarrollar la exposición, de manera que los lectores puedan sentir un poco lo que yo sentí allí. Verdaderamente eso es prácticamente imposible porque yo me tiré dos horas y media flipando, viendo esas maravillas. Creí estar en el cielo!!
Y también siento el no haber podido sacar fotos de aquellos vestidos que me fascinaron. Sé que tú también habrías alucinado.
Si con lo que he contado, has sido capaz de vivir un poquito la magia de Yves Saint-Laurent, me siento feliz :)

Kristy K. dijo...

Leyendo tu post me he sentido dentro de la exposicion admirando cada vitrina. Te lo agradezco en el alma porque me habria encantado verla! De verdad, lo has bordado! :)

Wastewin dijo...

Muchísimas gracias!! la Exposición está hasta Enero, así que si os pasáis por aquí, me ofrezco a acompañaros. Me ha gustado tanto que repetiré...

LaCaprichossa (Vanne Mtnez) dijo...

¡¡Es geeeeenial!! me han dado ganas de volver a verla... (^^,)/

Wastewin dijo...

Pues cuando quieras quedamos y volvemos..jejeje...

Alicia dijo...

Qué precioso post.....me ha encantado cómo lo has descrito todo me ha hecho sentir cómo si me llevaras de la manita!!!! :) y me hubiese encantado ir porque Yves Saint Laurent es uno de mis favoritos si no, el que más......puro arte y amor por la estética.

Publicar un comentario

 
;