viernes, 1 de marzo de 2013

Al otro lado del Puente del Arco Iris

     Esta entrada se la quiero dedicar con todo mi corazón a un alma pura y fiel que ha permanecido junto a mi toda su vida: mi pequeño Roko. Hace unos días dejó de estar entre nosotros y nos dejó un vacío enorme. Su corazón no quiso trabajar más. Hoy todos le lloramos. Hoy todos echamos de menos sus babas y sus ronquidos.


     Cuenta una leyenda que cuando una mascota muere, va a un lugar a este lado del cielo llamado el "Puente del Arco Iris". Allí encuentran prados y colinas para jugar sin parar; hay cantidades interminables de agua y comida; encuentran infinidad de compañeros para jugar y ser felices; y siempre están calentitos y a gusto. Ninguno de ellos está enfermo, ninguno está herido. Todos ellos están felices y contentos.
     Pero llega un día en que de repente esta mascota se para, levanta las orejas y mira a lo lejos, en la distancia... Sus ojos se vuelven inquietos... Su cuerpo se tensa... Entonces se separa del grupo y empieza a correr sin parar. Cada vez más y más deprisa...
     ¡¡Te ha visto!! Y en cuanto os reunís:  sientes sus lametones por toda la cara, vuelves a acariciar la cabeza del ser querido, vuelves a mirar otra vez en sus ojos honestos y fieles, vuelves a sentir su calor cerca de ti... vuelve de nuevo a ti tu mascota, esa que hacía tanto tiempo te había dejado, pero que nunca había salido de tu corazón. 
     Y entonces cruzáis el Puente del Arco Iris juntos...

     
     Si este lugar existe, el pequeño Roko ya habrá encontrado a Runa y ésta le habrá presentado a la parte felina de la familia: Luna, Chan-Si y Canelo ¡¡Menuda "jauría" habrán montado!!
     Allá donde te encuentres Roko, siempre te querremos. D.E.P.


Con su peluche y su mantita
El día que nos dio por disfrazarle de rapero del Bronx...
El dueño y señor del portal
Disfrutando de un baño en el Duero
Durmiendo en el jardin
Durmiendo en la terraza
Durmiendo junto a su querida Shiva

Hasta pronto, amigo fiel. Siempre te querré.


8 comentarios:

Mariano Waspy dijo...

Vaya desconocía por completo este fatal suceso. Ya lo siento. Se el cariño que se les coge a esos bichejos, y el vacio que dejan.

Un fuerte abrazo chavala

Gloria Tamayo dijo...

Muchas gracias, Mariano. Está claro que nada volverá a ser lo mismo pero todo lo que él me ha aportado en estos años no lo olvidaré. Ya que no pude estar junto a él cuando todo ocurrió (por encontrarme de viaje), creo que esta es la mejor forma de mostrarle mi amor y cuán importante ha sido para mi.
Sabes que no me gusta contar historias tristes ni demasiado serias, pero esto se lo debía al pequeño. Es un tributo a todo su amor incondicional.

Un abrazo de vuelta :)

Laura Marco (@MissComentarios) dijo...

¡Ains Gloria, de verdad lo siento! :(
Y ya sea que ahora Roko esté `al otro lado del puente del arco iris´, o merecidamente descansando en paz, sin duda, todo lo bueno que Roko te ha dado -y tú a él- estará siempre presente, como lo muestras -y demuestras- en este bello y emotivo `post´...
Te envío un fuerte abrazo

Gloria Tamayo dijo...

Gracias, Laura. Esa carita se merecía este "post" (esto y mucho más, por supuesto)

Besos y abrazos

LaCaprichossa - Vanessa Martínez dijo...

Que bonito y que triste... sniffffff

Lo siento mucho flower, un besazo muuuuuuy fuerte!!!

Gloria Tamayo dijo...

Gracias, Vanessa. Beso recibido :)

Anónimo dijo...

También tenemos una boxer y un bulldog francés en casa. Se aman y juegan todo el dia. Lo lamento mucho! Se lo que se siente perder al animalito más importante para vos! Pero vendrán otros que te alegrarán la vida :)

Gloria Tamayo dijo...

¡Muchísimas gracias! Siempre que recuerdo al pequeño Roko lo hago una sonrisa porque él fue una de las mejores decisiones de mi vida y que tanta alegría me dio.
Espero que tengas un 2014 fantástico :)

Publicar un comentario

 
;