En el Muelle de San Blas...

domingo, 23 de septiembre de 2012
     El pasado 16 de Septiembre falleció Rebeca Méndez Jiménez, en Monterrey. Quizá, así dicho, este nombre no os diga nada. Pero si hablo del grupo Maná, su canción "En el Muelle de San Blas" y su protagonista, la cosa cambia, ¿verdad?





     Parece ser que el cantante del grupo, Fher, se inspiró en la historia de esta mujer para escribir su canción. Todo comenzó en 1971, cuando días antes de casarse con su novio Manuel, éste se fuera a pescar y nunca regresara.  Rebeca, el mismo día en el que estaba previsto su boda, acudió al muelle de San Blas, en Nayarit (México), y esperó a su prometido vestida de blanco. Y así lo esperó durante años hasta que murió este pasado miércoles a la edad de 63 años.

     No obstante, parece ser que su historia verdadera no es la que cuenta Maná. De acuerdo con testimonios de cronistas locales, hace años, Rebeca, quien al parecer padecía trastornos mentales, se relacionaba con un vendedor de artesanía llamado Ladislao y ella se vestía de novia diciéndole a los pobladores que se iba a casar con él. Por desgracia, Ladislao fue atropellado en Guadalajara y, más tarde, murió en Tepic.
     Tanto si su verdadera historia es ésta como aquella otra que afirma que "su" Manuel fue víctima del embate de un huracán que azotó las costas sanblaseñas, lo cierto es que Rebeca al tiempo se fue a Puerto Vallarta a vender dulces, vestida como una novia, y allí tuvo un encuentro fortuito con el cantante de Maná, quien así conoció su historia. Más tarde, Maná acudiría a San Blas a grabar el videoclip de la canción conocida internacionalmente, donde se reprodujo el relato de Rebeca.

     Y ahí no queda la cosa. Parece ser que existe un proyecto iniciado hace meses de erigir una estatua que conmemore a la "loca de San Blas", que dio fama mundial al puerto nayarita y se espera que los integrantes del grupo Maná estén allí. Y, por supuesto, sus familiares ya han solicitado al Ayuntamiento de la ciudad todas las facilidades para cumplir con la última voluntad de Rebeca: esparcir sus cenizas al mar desde el muelle de San Blas.
     Rebeca, en su "locura, no fue consciente del impacto internacional de su historia de amor pero no me cabe la menor duda que su historia seguirá resonando a lo largo de los años y marcando muchas otras historias de amor quizá mucho más felices que la suya. 
     Allá donde se encuentre la "loca de San Blas", descanse en paz. 




9 comentarios:

  1. Mariano dijo...:

    Me ha encantado la historia, muy emotiva. Gracias por compartirla. Y Maná los reyes del rock mexicano !!
    un saludo chavala

  1. Kristy K. dijo...:

    Hace unos dias habia leido que habia leido la persona que habia inspirado esa cancion, pero no tenia ni idea de sus historia. Gracias por enseñarnos un poquito mas :) Me ha encantado!

  1. Gloria Tamayo dijo...:

    @Mariano y @Kristy: hace tiempo escuché la historia y ahora, con la muerte de la protagonista, me pareció el momento adecuado para investigar cuánto de verdad tenía la historia. Es una historia muy trágica pero que confirma el hecho de que el amor de los locos y los niños es siempre un amor verdadero y profundo.

    Gracias por vuestros comentarios :)

  1. Siendo sincera, no conocía la historia de la `verdadera´ protagonista de esta bella canción del grupo Maná. De verdad se te agradece -y más yo como mexicana- el haberla publicado Gloria guapa ¡me ha encantado!
    Un abrazo :)

  1. Gloria Tamayo dijo...:

    Me alegra que te haya gustado, Laura. Me gustan las historias curiosas y con sentimiento, y creo que "la loca de San Blas" se merecía un huequito en "mi mundo"

    Abrazos :)

  1. norma dìaz dijo...:

    sin conocer la historia siempre me doliò el oìr este tema, gracias por compartirla..

  1. Gloria Tamayo dijo...:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  1. Gloria Tamayo dijo...:

    @Norma: Verdaderamente es una historia triste por la pérdida trágica de la otra persona pero le encuentro un trasfondo bonito, pues ella, dentro de su locura, fue feliz en ese amor. Ojalá que allá donde se encuentren ambos, hayan podido finalmente reunirse.

    Saludos y gracias por dejar tu comentario :)

  1. Jesús dijo...:

    Preciosa historia, preciosa canción, tan hermosas ambas, como tristes...

Publicar un comentario en la entrada